Juan Wesley comenta el NT | 34

Juan Wesley durante una enfermedad  que lo obligó por largo tiempo guardar cama y recuperarse, escribió lo que se conoce como:Notas sobre el Nuevo Testamento” (1754).

En el inicio del Prefacio aclaró: “Por muchos años he deseado poner por escrito y por orden lo que, como resultado de mis lecturas, pensamientos y conversaciones, me parece que puede ayudar a entender el Nuevo Testamento a quienes no son eruditos. El profundo sentido de mi propia incapacidad me lo ha impedido: el sentirme falto, no sólo de conocimientos, sino de experiencia y sabiduría. Por ello lo he pospuesto repetidamente. Cuando otros han insistido en que lo haga, lo he demorado lo más posible, para que, si así le place a Dios, mi obra y mi vida terminasen a la vez”.

 

 

Ofrecemos aquí el Comentario Juan Wesley sobre el Evangelio de  Juan 14,15-21 |

Para el Sexto Domingo de Pascua | Ciclo A

[15] Si me amáis, guardad mis mandamientos: siguiendo inmediatamente a la fe, exhorta al amor y las buenas obras.

[16] Y yo rogaré al Padre: el v. 21 muestra la conexión entre éste y los anteriores. Y os dará otro Consolador: la palabra griega significa también abogado, instructor o animador. Otro: porque Cristo mismo fue uno. Para que esté con vosotros para siempre: con ustedes, con sus seguidores en la fe hasta el fin del mundo.

[17] El Espíritu de verdad: que posee, revela, atestigua y defiende la verdad como es en Jesús. Al cual el mundo: todos los que no aman o temen a Dios, no puede recibir, porque no lo ve: careciendo de sentidos espirituales, sin ojo interior para discernirlo; por consiguiente, tampoco lo conoce. Estará en vosotros: como huésped permanente. Sus cuerpos y almas serán templos del Espíritu Santo que mora en ustedes.

[18] No os dejaré huérfanos: una palabra elegantemente aplicada a quienes han perdido algún amigo querido. Vengo a vosotros: aquello que ciertamente y prontamente ha de ocurrir, nuestro Señor lo da por hecho.

[19] Me veréis: ciertamente me veréis. Porque yo vivo, vosotros también viviréis: porque, por mi naturaleza divina, yo soy el que vive y resucitaré en mi naturaleza humana, y viviré para siempre en los cielos; por lo tanto, ustedes vivirán la vida de la fe y el amor sobre la tierra y luego la vida de la gloria.

[20] En aquel día: cuando me vean luego de mi resurrección, pero más significativamente aún, en el día de Pentecostés.

[21] El que tiene mis mandamientos: escritos en su corazón. Me manifestaré a él: más abundantemente.

 

 

[Los versículos no incluidos no fueron comentados por Juan Wesley]

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s